“EN TODO PROYECTO TE VA LA VIDA Y MIENTE QUIEN DIGA LO CONTRARIO”

 

Dicen que “de bien nacido es ser agradecido” y eso es lo mínimo que se puede hacer con quien te ayuda sin pedirte nada a cambio, por eso quiero dar las gracias desde este lugar a estas personas sin las que este proyecto no hubiese sido posible, ni por lo más remoto.

En primer lugar a mi “abuela“, que aunque ya no esté entre nosotros, seguro que hubiese tenido todo su apoyo y lo mínimo que pude hacer es ponerle su nombre a la “huerta” de toda su vida, a continuación a mis “padres“, por el enorme lío en el que les  metí de la noche a la mañana , en especial a mi padre que el hombre trabajó como el que más, haciendo lo que fuera necesario sin protestar lo mas mínimo ( y fue bastante), igualmente a mi madre, que la mujer se harto de plantar por los jardines para que luego el viento se lo llevara.

También de igual manera, a la que fue mi antigua compañera por todo lo que me aguantó, por el montón de cortinas que tuvo que hacer, lo que tuvo que limpiar y por las vueltas que dimos para comprar todo lo necesario para decorar los apartamentos. Tampoco puedo olvidar a los dueños del “Correntiu”, Maria Luisa y José Luis, los cuales nos han ayudado a comenzar a funcionar mandándonos gente sin parar y dando consejos de cómo funciona este negocio, por lo que prefiero no pensar como hubiera sido el comienzo sin ellos , estándoles siempre muy agradecido por todo ello.

También dar las gracias a todas las personas que de una u otra manera han colaborado en hacer que este proyecto, tomase la forma que tenía en mi cabeza y fuera una realidad , lo cual para ellos será muy poca cosa pero para mí ha sido muy importante.
Y por último a todas las personas que han pasado y pasarán por los apartamentos, ya que ellos son nuestra razón de ser y sin los cuales esto no tendría ningún sentido.

                          Un saludo, Juan Díaz.

JuanDiaz